Crepes de Frutas

  • Como Hacer Crepes

  • Masa para Crepes

  • Ingredientes Crepes

  • Crepes Dulces

  • Crepes Salados


  • "Crepes de Frutas"

    Receta Crepes de Frutas





    Estos crepes rellenos de frutas, una forma estupenda de hacer que los más pequeños de casa coman fruta. Esta receta es una de las muchas que podéis emplear para hacer un crepe de frutas, ya que el relleno lo podéis hacer usando las que queráis, y añadirles luego cualquier añadido como puede ser nata, chocolate, caramelo...

    Ingredientes para el relleno:

    - Frutas combinadas (según comensales)
    - Para el acompañamiento: Nata, chocolate, caramelo, sirope…


    Preparación:

    Como hemos dicho antes, podéis combinar las frutas que más os gusten o las que tengáis más a mano en ese momento, para hacer un relleno para los crepes que sean como una especie de macedonia frutas variadas.

    Intentad usar siempre frutas frescas, aunque también podéis emplear frutas de esas que vienen enlatadas, tanto en almíbar como al natural, o una mezcla de ambas. El resultado final va a depender de la combinación que hagas, pero si usas frutas que te gusten, seguro que va a estar muy rico, ya que junto con el sabor de los crepes más el toque final que le des con la nata o el chocolate o lo que quieras usar, va ser una combinación muy sabrosa.

    Una idea que os damos es emplear frutas que sean más bien blandas de comer, sobre todo si vais a preparar estas crepes para niños, ya que así se las comerán mejor que si encuentran trozos de frutas más duros, como pueden ser las manzanas verdes.

    En casa solemos emplear frutas blanditas, que combinen bien con la masa de crepes, como pueden ser trozos de plátano, fresa, melocotón o pera. Incluso en verano empleamos trocitos de melón de la parte de arriba de la tajada, que son más blandos.



    Sólo tienes que rellenar los crepes con la selección de frutas que hayas hecho, y por último añadirle por encima de las mismas o encima de la crepe, un toque de caramelo líquido de postres, chocolate fundido o nata montada, y ya tendrás lista una estupenda merienda, que seguro que les encanta a los niños y a los mayores.